martes 15 de enero de 2013
 
 

Mariano Bosch deja San Martín y regresa a Olivos

Después de siete temporadas entrenando el plantel superior de San Martín Mariano Bosch entendió que concluyó un ciclo al que no duda en definir como altamente positivo. Su nuevo destino será entrenar a su club de origen, Olivos. “Estaba la posibilidad de quedarme, pero entiendo que se cumplió una etapa. Dejo grandes recuerdos que me permitieron sumar infinidad de amigos”.
 
Dentro de los clubes de la URBA, fue de los primeros que comenzó a cobrar un sueldo por conducir un plantel. “Hay un movimiento importante, cada vez más numeroso, de entrenadores rentados. Yo sostengo que, por encima de la relación que tenga con un club, lo más importante es que el entrenador pregone el espíritu de competencia amateur en sus jugadores. Ahí esta la calidad formativa, en los valores que le traslade a sus dirigidos”. En Pacifico recaló en 2006, un año más tarde logró el ascenso y en tanto en 2009 como en 2011 el equipo se metió en el Top 14. “Fuimos creciendo poco a poco, de menor a mayor, arrancando con un plantel muy joven que alcanzó objetivos importantes como clasificar en dos oportunidades para luchar por el título. En 2011 se le ganó a Hindú y CASI. Esta última temporada (2012) arrancamos mal, con muchos lesionados (9) y no se jugó nada bien en la primera rueda. Pero, finalmente logramos mantener la categoría saliendo terceros en un durísimo torneo de Reubicación”. Quien fuera primera línea de los Pumas en 1991 (mundial de Inglaterra incluido) y 1992, jugó 15 años en la primera de Olivos. Cuando colgó los botines le ofrecieron entrenar, y lo hizo durante cinco temporadas (1996-2000). Ahora regresa con un desafío claro. “Olivos no estuvo jugando bien, hay un tema de cabeza que es necesario recomponer. La meta es jugar bien al rugby, ese es el objetivo. Si clasificamos al Top 14 bárbaro, será porque jugamos bien, sino pelearemos mantenernos, y lo debemos hacer con humildad y sacrificio.” Eso le dijo a los dirigentes del club y es también lo que repetirá como consigna a todo el plantel el 9 de febrero cuando entrenen por primera vez este año. Sobre la rigurosidad del torneo Bosch asegura que con el correr de las temporadas va quedando más visible que “hay 8 o 9 equipos que son los que ingresan siempre al Top 14 y regulan durante la primera parte buscando afinar su patrón de juego. Hay otros 5 que van rotando, algunas veces clasifican y generalmente, cuando no lo hacen, no tienen mayores inconvenientes en mantener la categoría. La diferencia principal entre estos equipos y los demás es la cantidad de jugadores que tiene el plantel superior. Y la cantidad te permite encontrar más calidad individual en comparación con aquellos planteles menos numerosos.” Junto a Rafael Madero dirigió el seleccionado de Buenos Aires el año pasado. Esta abierta la posibilidad que la experiencia se repita esta temporada. “No se nada todavía. Charlamos en su momento pero no quedamos en nada. Es un desafío muy motivador entrenar a las Águilas”.
   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
Tabla Grupo 1
 

Torneo de la URBA / 1° División

 
 
Fecha
 
 

Otras de URBA Grupo 1