Nueva Zelanda
viernes 28 de agosto de 2020
 
 

La Championship corre riesgo

Por el creciente numero de casos positivos de Coronavirus en Nueva Zelanda, All Blacks podrían verse obligados a realizar cuarentena si viajan a suelo australiano.

 
Aguarde un instante...

La realización de la edición 2020 de la Rugby Championship se encuentra en una verdadera encrucijada debido al rebrote de coronavirus que por estas horas azota a la isla.

 

Según los medios neozelandeses, a raíz de esta nueva ola de contagios, los All Blacks podrían tener que viajar a Australia para jugar los dos primeros partidos de una serie de cuatro partidos de la Bledisloe Cup en Queensland, por lo que el plantel entero debería cumplir un período de cuarentena de un mes cuando salgan y regresen a Nueva Zelanda, lo que ocasionaría serias complicaciones organizativas.

 

El partido inaugural de Bledisloe Cup está programado para el 10 de octubre en Wellington, pero el rebrote de coronavirus pone bajo un gran signo de pregunta el partido.

 

Si sale todo bien, y la fecha se respeta, los All Blacks tendrían que jugar los siguientes dos partidos ante los Wallabies en Queensland. Para poder jugar, el plantel debería cumplir el protocolo vigente en ambos países, es decir, tendrían que estar aislados 14 días en Australia y 14 días en Nueva Zelanda.

 

Esta extensa cuarentena a la que deberían someterse los equipos neozelandeses no es la única piedra en el zapato. Desde Nueva Zelanda informaron que los seleccionados participantes de la Championship no podrían ponerse en cuarentena al mismo tiempo, una idea que había surgido antes del rebrote en Nueva Zelanda.

 

Pese a la UAR se había mostrado dispuesta a que Los Pumas viajen con bastante anticipación a Nueva Zelanda, y así preparase con equipos provinciales, los recientes casos de casos positivos de coronavirus en el plantel argentino sumaron más dudas entre los organizadores y dirigentes.

Sudáfrica también aportó su gota a este mar de dudas, en los últimos días el país superó los 610.000 casos, por lo que las autoridades sanitarias neozelandesas seguramente dispongan alguna que complique la llegada de los Springboks al país.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Championship