viernes 01 de octubre de 2010
 
 

¿Misión cumplida?

El martes comienza en Córdoba la Copa América. Los Jaguares defienden el titulo logrado en 2009. Este seleccionado es la cara más visible que tiene el PladAR.

 

La recta final del Top 14 se cruza este año con la segunda edición de la Copa América que se desarrollará en Córdoba con la participación de Los Jaguares. Un torneo que Argentina ganó el año pasado teniendo como base un plantel formado, mayoritariamente, por jugadores que militan en clubes de nuestro país y que están encuadrados en el PladAR. Este año la convocatoria afectó a diez rugbiers pertenecientes a clubes de la URBA, sobre un listado de 26. Se trata de una cantidad levemente superior a la del año pasado (8). Cuatro de los citados que ayer viajaron a Córdoba, pertenecen a equipos que ya tienen un lugar ganado en cuartos de final. Nicolás Bruzzone (SIC), Miguel de Achával (Alumni), Juan Pablo Estelles (Atlético del Rosario) y Mauricio Guidone (La Plata). Una situación que provocó algunas quejas, ciertamente no demasiadas, que en los últimos días parecieron reavivar el fuego de la polémica que mantuvo en vilo al rugby porteño en el inicio de la actual temporada. Aún esta latente el debate sobre la participación de jugadores rentados por la UAR en los clubes que pertenecen a la URBA. Conflicto no superado que, seguramente, volverá a instalarse con el inicio de la nueva temporada.
Si posamos la mirada sobre el plantel de Los Jaguares que participó de la Copa América hace menos de un año, podremos observar que la ida de jugadores al exterior continúa. Más aún, se acentúa si tenemos en cuenta el contexto general. Emigran pese a la grave crisis económica que atraviesa europea y derivó en importantes recortes de sueldos, y pese al PladAR que intenta funcionar como dique de contención para aquellos jugadores que lo integran. De los Jaguares 2009 ya no están Mariano Galarza, Benjamín Urdapilleta, Martín Bustos Moyano y Agustín Crevy. Si extendemos la mirada a quienes participaron en los 13 encuentros del segundo seleccionado argentino en el 2009, debemos incorporar también a Martín Rodríguez Gurruchaga, Alejandro Campos, Matías Viazzo, Gonzalo Camacho, Agustín Figuerola, Santiago Fernández, Lucas González, Juan Ignacio Gauthier, Juan Figallo y Agustín Guzmán. Catorce jugadores, considerados de elite en Argentina, que se sumaron al rugby profesional europeo tan solo en los últimos 20 meses que es el tiempo de vida que tiene el Plan rentado de la UAR. El PladAR fue creado, entre otras cosas, para evitar justamente esto. Para ser un tapón que evite, o al menos atenúe, el drenaje permanente de jugadores a ligas profesionales. El balance en este período impone un llamado a la autocritica para mejorar su funcionamiento.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni