viernes 13 de mayo de 2011
 
 

Argentina exporta pasión y cultura por la ovalada

Cada vez más jugadores de nuestro país protagonizan los tramos definitorios de los principales campeonatos de Europa. La columna Rugby en Palabras de Claudio Leveroni.

 

Hay cifras que nos siguen asombrando por más que las hayamos repasado una y otra vez. Datos que enriquecen porque permiten escapar de la simpleza de un contexto estadístico para abrir las puertas a un análisis más amplio. Veamos lo siguiente: Aproximadamente 400 son los argentinos que compiten en clubes de las distintas Ligas europeas. Es un número que se viene sosteniendo en los últimos años con un leve incremento en cada temporada. Pero, si hundimos la mirada con algo más de precisión podemos rescatar una seguidilla de datos notables. Por ejemplo, son 32 los argentinos (sin contar los que optaron por otra ciudadanía y compiten en el seleccionado italiano) que nutren los planteles de los 14 equipos del Top 14 de Francia en esta temporada que termina. De ellos, 25 han tenido convocatoria Puma en el último año, y 14 juegan en 5 de los 6 equipos clasificados para la segunda etapa. De ese lote de 14 jugadores hay 6 que pertenecen a los 2 clubes que ya tienen asegurado un lugar en las semifinales francesas.  Patricio Albacete, Alberto Vernet Basualdo y Nicolás Vergallo militan en Toulouse, y Alvaro Galindo, Juan Pablo Orlandi y el lesionado Juan Martín Hernández en Racing Metro. Entre los clubes que disputarán los playoffs este fin de semana se encuentra el otro grupo de argentinos con posibilidades de llegar a la final del torneo. Martín Scelzo y Mario Ledesma, en Clermont; Marcelo Bosch, Manuel Carizza y Eusebio Guiñazú, en Biarritz; Martín Bustos Moyano (quinto en la tabla de goleadores de Francia con 247 puntos), Santiago Fernández y Juan Figallo, en Montpellier. Si nos trasladamos al torneo inglés, cuyos clubes comparados con los franceses son mucho menos propensos a contratar jugadores de otros países, vamos a encontrar que 3 de los 10 argentinos que ahí compiten se encuentran en Leicester, uno de los semifinalistas que este sábado busca saltar a la final de la Premiership enfrentando a Northampton. Horacio Agulla, Lucas González y Marcos Ayerza integran el plantel de este histórico club que llegó a tener, por un breve período, a Marcelo Loffreda como entrenador principal.
Argentina, a través de sus jugadores, se ha transformado en protagonista de los torneos europeos. Lo digo con la indisimulable intención de destacar que haber nacido en nuestro país, y formado deportivamente en nuestros clubes amateurs, no es un valor agregado sino un valor en si mismo. La nacionalidad conlleva patrones culturales que son tan fuertes como el ADN que define nuestro material genético. Pues bien, ahí están los argentinos que aprendieron la pasión ovalada desde centenares de clubes que se desparraman por toda la geografía nacional. Ellos son parte de un, cada vez más numeroso, grupo de elite que enriquece los torneos de alta jerarquía mundial.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni