viernes 19 de abril de 2013
 
 

Definiciones para crecer

La UAR busca como financiar un torneo federal más jerarquizado que el nacional de clubes. La URBA espera para definir como será el sistema competitivo del año próximo. La Columna de Claudio Leveroni que se publicará con la edición de Tocata de este sábado.
 
Fue tema hace un año y vuelve a serlo por estos días bajo la necesidad de encaminar el torneo bonaerense hacia un nuevo formato. Será así en la medida que la UAR logre dar el gran salto que representa jerarquizar un torneo Federal de clubes que logre reunir a los mejores de la URBA con sus similares de otras uniones. En eso se está ahora, así lo adelantó días atrás Agustín Pichot como consejero de la UAR. Falta aún alcanzar el financiamiento que hace falta para asegurar el traslado y alojamiento para los equipos. Surgirá de los sponsor, venta de entradas y seguramente de fondos que la UAR destinará de su propio presupuesto (102 millones en 2012). Se piensa colocar el torneo en el inicio de la temporada con la participación de los primeros 6 (pueden ser 7) del Top 14, junto a la misma cantidad de equipos representando a otras uniones del país. De ser así los clubes de la URBA que logren la clasificación para el Federal lograrán también asegurarse un lugar en el Top 14 del año próximo. No competirán en la etapa clasificatoria, la que quedará reservada para el resto de los equipos de Grupo 1 que buscarán clasificar entre los primeros lugares para poder ser parte del Top 14 en la segunda parte del año. Mirado desde los ojos de la URBA este sistema de competencias logrará dos cosas muy significativas que ayudarán a elevar el nivel competitivo local: 1) La presencia de los mejores jugadores de cada plantel en un torneo nacional 2) La presencia de equipos bonaerenses en dos torneos de alta jerarquía, el Federal y el Top 14. Si este esquema no se hace realidad sería importante que la URBA no modifique el actual sistema que tiene el torneo local. Sigue siendo el mejor de los que se han utilizado con anterioridad al 2001. Sus detractores argumentan que la diferencia de nivel entre los habituales protagonistas del Top 14 con aquellos que no lo son nunca, o lo son de tanto en tanto, lo hace previsible y poco atractivo. Hay argumentos para rebatir esto. Si nos remitimos a las dos primeras fechas tendremos que, Regatas, uno de los dos recién ascendidos se mantiene invicto. El otro, Liceo Naval, visitó y superó a Rosario en el arranque del torneo. Alumni y Rosario, dos de los más frecuentes entre los 14 que pelean por el título, perdieron los dos encuentros. San Martín, que estuvo en Reubicación en 2012, superó a Pucará (28-19) en Burzaco sin dejarle siquiera sumar bonus en la derrota. San Albano, también en reubicación el año pasado, cayó por solo 2 puntos ante CUBA que fue parte de los playoffs del Top 14. Son demasiadas sorpresas para definir a esta primera etapa del campeonato como un compromiso sin riesgo para los favoritos. Es dejarse encandilar por los resultados más abultados que lograron Hindú, CASI y San Luis en este inicio de temporada. Se podría comparar, observando resultados, que la distancia que existe en el nivel de juego entre los 3 o 4 mejores, con los más flojos de los 24 del Grupo 1, es la misma que hay en el principal torneo de la Liga francesa. Finalmente, mantener el actual formato, siempre que no se concrete el torneo Federal, representa defender un principio solidario ya que solo compitiendo con los mejores los equipos más débiles tienen la posibilidad de mejorar su nivel de juego.
   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni