domingo 07 de octubre de 2012
 
 

Misión cumplida

La primera experiencia Puma en la Personal Rugby Championship deja un claro balance positivo tanto en lo deportivo como en la repercusión que tuvo en el país. La columna de Claudio Leveroni para la edición 225 de Tocata del domingo 7 de octubre.
 
Atrás quedaron los seis exigentes choques ante Australia, Sudáfrica y Nueva Zelanda. El balance es altamente positivo si tenemos en cuenta las expectativas con que se había ingresado al torneo, y la resistencia que tuvo algún integrante (Australia) de la Sanzar a la hora de aceptar a regañadientes el ingreso de nuestro país, aduciendo que el nivel que presentaban los Pumas estaba muy por debajo de las tres grandes potencias del hemisferio sur. Se llegó, inclusive, hasta proponer una cláusula en la que se dejaba constancia que ante una determinada cantidad de derrotas argentinas por más de 50 puntos se perdía la posibilidad de volver a competir. Finalmente esto no prosperó gracias a la postura de los representantes de la UAR que se mostraron intransigentes en aceptar semejante condición. La Championship, además de mostrar el nivel que tiene el rugby de elite argentino en máxima competencia, nos dejó otras valiosas conclusiones. Los estadios casi repletos, más la extraordinaria medición que mostró el rating televisivo, es una muestra que la expansión de la ovalada por estas tierras sigue creciendo y, al menos por ahora, no tiene techo. La televisión pública, en criteriosa decisión y haciéndose eco de la repercusión que tuvo la visita de los All Blacks, televisó en directo para todo el país el encuentro logrando 5.1 de rating para quedar como lo más visto ese sábado en la programación del canal. Se ratificó que Nueva Zelanda es el rival más atractivo para el público argentino, que supo premiarlos con un cerrado aplauso de reconocimiento después de la extraordinaria demostración que ofrecieron en La Plata. Quedará para las futuras ediciones mejorar algunos aspectos que hacen a la organización como la venta de entradas que tuvo llamativos vaivenes en su demanda y oferta. Para el choque con Nueva Zelanda pocas semanas después de ponerse a la venta se anunció desde la UAR que se habían agotado. Sin embargo, sorpresivamente, días antes del encuentro muchos clubes recibieron ticket que vendieron entre sus socios. En menos de un mes los Pumas estarán nuevamente en acción cerrando, con un tour que los llevará por Gales, Francia e Irlanda, el año más cargado de competencias que han tenido en toda su historia. Es el ritmo que imponen las nuevas características del rugby mundial al que ingresó de lleno Argentina a partir de este año con la incorporación al Cuatro Naciones.
   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni