viernes 24 de febrero de 2012
 
 

Pumas jaqueados en Europa

Una ligera recorrida por el calendario competitivo del rugby europeo en este fin de semana nos permite observar una llamativa tendencia. En forma paralela a la fecha del Seis Naciones los principales torneos continúan sus competencias. La Liga Celta y la Premiership no detienen su andar pese a las bajas que sufren la mayoría de sus equipos nutriendo los planteles de los seleccionados nacionales, a lo que hay que agregar otro dato significativo: ambos torneos están ingresando en su último tramo y cada punto en juego puede definir el ingreso a las llaves de la segunda ronda.

 

Por su parte el Top 14 de Francia completará este sábado la fecha 17 con dos encuentros que en su momento fueron suspendidos por la ola de frío el 11 de este mes, el mismo fin de semana que se jugó (parcialmente) la segunda fecha del Seis Naciones. Además, el torneo francés tiene previsto jugar su fecha 20 entre los días 10 y 11 de marzo, justo cuando esta programada la anteúltima del Seis Naciones. 
Bajo este esquema las competencias nacionales e internacionales del viejo continente se superponen con la intención de no ceder espacio en el calendario. Los clubes compiten mientras ceden los jugadores a los planteles nacionales. La pregunta que surge por propia decantación es ¿Por qué estos mismos clubes no sostienen esa postura con los jugadores argentinos?. Horacio Agulla fue jaqueado por Leicester hace pocas semanas cuando se negociaba su continuidad. Se le planteó que eso solo era posible si renunciaba al seleccionado nacional. El torcuatense optó por los Pumas, y Richard Cockerill, director de rugby del club inglés, sentenció: “Estamos desilusionados, pero hay que tomar decisiones difíciles".
La estrategia argentina, con cierto guiño de la Sanzar, es que con el tiempo los argentinos compitan en el Súper rugby del hemisferio Sur. Sin embargo no será fácil el traspaso. Ya hubo antecedentes, como el de Juan Martín Hernández en su paso fugaz por Sudáfrica, que muestran la dificultad que va a presentar convencer a nuestros jugadores de elite cambiar de continente.
La resolución de este tipo de situaciones dependerá de la posición política que asuma nuestra dirigencia. De la presión que sea capaz de generar en los clubes europeos para que cesen con la discriminación que llevan adelante con muchos jugadores argentinos.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni