viernes 31 de mayo de 2013
 
 

Tiempo de definiciones

Este mes la URBA deberá definir como será su formato de competencias para el año próximo, teniendo en cuenta el regreso del Nacional de Clubes que organiza la UAR. La columna de opinión de Claudio Leveroni en la edición 239 de Tocata que estará este sábado acompañando todos los partidos de la novena fecha del torneo de la URBA.
 
Cada vez se está más cerca de definir como quedará el futuro calendario de competencias, aunque es cierto que no hay un formato que encuentre máximo consenso entre las entidades afiliadas a la URBA. El miércoles se realizó la cuarta reunión de las autoridades bonaerenses con los presidentes de los clubes del Grupo 1, que se vienen sucediendo en grupos de seis (a esta última no asistió Manuel Belgrano), en la que se explicó la propuesta de la UAR para reactivar el Nacional de Clubes. El titular de la URBA, Luis Gradin, volvió a explicar que la intención es iniciar el 2014 con un torneo federal en el que participen los siete primeros equipos del Top 14 de este año y nueve representantes del resto de las uniones del país. Ayer, viernes, fue el turno de los clubes de otros Grupos, y al igual que en el plenario del miércoles, las opiniones estuvieron divididas a la hora de inclinarse por algún formato. Están los que aprueban que los siete clubes clasificados para el Nacional se incorporen automáticamente al Top 14 del año siguiente, y están los que se oponen a esto pidiendo que todos participen de la ronda clasificatoria, tal como se realiza en la actualidad. No hay mayor oposición a la participación en el torneo federal, es una propuesta en la que prácticamente todos están de acuerdo. Las diferencias aparecen en como hacerlo. Si bien la decisión final es una potestad del actual Consejo de la URBA, no menos cierto es que la misma requerirá de consenso para que la reactivación del Nacional de Clubes no termine siendo ninguneada, como lo fue en ediciones anteriores, por clubes que no presenten sus equipos más competitivos. Buscando ese consenso Gradin reconoció que es posible que en los próximos dos años se utilice primero un formato y después otro, para después evaluar cual ha sido el mejor sistema. Uno de ellos, el que plantea que todos jueguen la etapa clasificatoria, requerirá una mayor disponibilidad de fechas y deberá tener una primera etapa más reducida dividiendo la misma en tres zonas de ocho equipos. El tiempo apremia. Las dudas que hoy existen respecto a como será el calendario de competencias del año próximo deberá quedar definido este mes. La UAR necesita armar un esquema nacional que contemple los intereses de todas las uniones. Está dispuesta a invertir 6 millones de pesos en este torneo y distribuir los ingresos publicitarios que genere el torneo en un 80 % para los clubes y en un 20 % para la UAR.
   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni