viernes 24 de junio de 2011
 
 

Triunfos que hacen historia

Hace 26 años los Pumas daban el primer paso en una nueva etapa. Derrotaban por primera vez a Francia. El tiempo y las estadísticas dejan ver cuanto se creció en todos estos años.

 

 

El calendario del rugby argentino acumula fechas que se han instalado como mojones. Jornadas imborrables que permanecen guardadas en la memoria colectiva de quienes somos amantes de la ovalada. Fechas que cuando las recordamos nos ayudan a tener una mirada amplia, y no de corto plazo, en la evaluación del desarrollo y crecimiento que ha tenido nuestro rugby. Hace 26 años, el 22 de junio de 1985, en el estadio Ferro Carril Oeste los Pumas lograban su primer triunfo ante Francia, el rival con quien acumula el historial de competencias más nutrido que tiene el seleccionado argentino en comparación con cualquier otro. Aquella tarde en Caballito se escribió el capítulo 16 de los choques entre franceses y argentinos. Los antecedentes indicaban la enorme distancia entre ambos, y la complejidad que representaba para los Pumas ganar este pleito. Figuraban en el archivo 15 triunfos para los europeos y un empate en 1977 en Buenos Aires. Una vez más las tribunas de Ferro se colmaron retroalimentando la mística relación entre los Pumas y su gente. El equipo salió caminando desde el túnel hacia el campo de juego con Hugo Porta encabezando la hilera. Por detrás lo siguieron los hermanos Bernardo y Javier Miguens, Anichinni, Cuesta Silva, Turnes, Juan Lanza, Allen, Ure, Petersen, Milano, Branca, Cash, Cubelli y Morel. Por el lado de Francia asomaban figuras temibles como Blanco, Sella, Berbizier, Lafond y Dospital. Ninguno de los 23 mil presentes podrá olvidar lo ocurrido esa tarde, los tries de Ure y Turnes, las réplicas de Lafond y Blanco buscando equiparar el resultado, y la extraordinaria actuación de Porta (enfrentó en 12 ocasiones a Francia con la celeste y blanca) que marcó la diferencia con tres penales, dos conversiones y un drop sellando el 24 a 16 con el que se cerró el partido tras el pitazo del árbitro neozelandés Francis. Al fin una de las duras batallas ante el clásico rival tuvo saldo favorable. El triunfo se transformó en un punto de inflexión en la historia de los Pumas dando paso a un lento pero firme proceso de evolución. Un período de maduración y aprendizaje que comenzó a capitalizar pocos meses más tarde cuando, ya en 1986, repiten el éxito (15-13) también en Buenos Aires. En 1992 llegaría el primer festejo en tierras francesas, en Nantes 24 a 20, y desde entonces Argentina comenzó a equilibrar los resultados e inclusive a dar vuelta la historia ya que en la primera década del siglo XXl pasó al frente en las estadísticas de ese período. Durante el ciclo que tuvo a Marcelo Loffreda al frente de la conducción técnica, Argentina ganó cinco de los seis choques ante Francia que incluyeron la primera serie en nuestro país (2003) y dos partidos por copa del mundo. El historial actual acumula, desde aquel primer test en 1949, 44 partidos con 11 triunfos argentinos, pero si acotamos la mirada a los últimos 10, que abarca el período 2002 – 2010, los Pumas ganaron siete y perdieron solo tres. En este conglomerado de números que conforman las estadísticas se puede observar el crecimiento del rugby argentino que, por estos días, parece negado para quienes detienen su mirada solo en los últimos acontecimientos.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni