viernes 26 de abril de 2013
 
 

Un rugby que va por todo y con todos

La UAR avanza con el relanzamiento del Nacional de Clubes. La competencia volverá en el primer semestre del año próximo. Esta semana comenzaron las reuniones informativas con las uniones de todo el país. La columna de Claudio Leveroni para este sábado en Tocata.
 
La UAR parece haber concretado, en estos últimos días, compromisos comerciales que le permiten asegurar la financiación para relanzar, el año próximo, el campeonato nacional de clubes. Esto se desprende al conocerse que la Mesa Directiva autorizó al Presidente de la Comisión de Competencias, Carlos Araujo, a iniciar conversaciones con las uniones y regiones del país para comunicar el anteproyecto del formato que tendrá el torneo que continuará manteniendo el nombre que lleva desde su primera edición en 1993. El último miércoles, en la sede de Pacheco de Melo, se concretó la primera reunión informativa en la que participaron los Consejeros de la UAR, Néstor Galán y Carlos Righi con miembros del Consejo Directivo de la URBA, más Presidentes y Capitanes de clubes de planteles superiores del Grupo I. Los representantes nacionales se encargaron de señalar que aún se está debatiendo el diseño competitivo que tendrá el torneo, si bien en líneas generales se ratificó lo adelantado desde esta columna la semana pasada. El Nacional de Clubes se volverá a jugar en el 2014 ubicándolo en el primer semestre. Todavía quedó definida la cantidad de clubes que participarán, pero el número que se baraja está entre 14 y 16. La mitad pertenecerán a la URBA, serán los primeros clasificados en el Top 14 de este año quienes también se asegurarán un lugar en el Top 14 del año próximo, lo que permitirá que participen en el Nacional de Clubes con sus mejores jugadores. La otra mitad de clubes participantes se distribuirán entre el resto de las uniones, y surgirán de los mejores clasificados en los campeonatos locales. “La UAR y la URBA trabajan en conjunto para continuar diseñando una competencia global a largo plazo, que satisfaga a todos”, definió, Luis Gradín  mostrando que existe una misma sintonía entre ambas uniones para resolver la agenda de competencias de las próximas temporadas. El titular de la URBA se muestra sumamente optimista por los tiempos que vendrán, entendiendo que la jerarquización de éste torneo permitirá mejorar el nivel competitivo de los clubes. El campeonato nacional podría consumir tres meses del año, dividiendo una primera etapa en dos o cuatro zonas, según quede establecido el número final de participantes. La segunda parte se completará con partidos de cuartos de final, semifinal y final. No todo es certeza en esta gran movida que tendrá el rugby argentino en los próximos meses. Hay varios interrogantes que deberán encontrar respuesta antes de poner en marcha el ambicioso torneo nacional. Habrá que definir, por ejemplo, que sucederá con las otras divisiones que conforman los planteles superiores de aquellos clubes bonaerense que participen del Nacional de Clubes. La URBA deberá determinar si organiza un torneo especial para las intermedias y pre-intermedias. Por encima de estas resoluciones pendientes, saber que se esta en camino de recuperar un torneo que fue diseñado con la intención de unir los clubes de todo el país en una competencia, es una gran noticia para el rugby argentino. El Nacional de Clubes fue perdiendo jerarquía con el correr de los años y las últimas ediciones quedaron circunscriptas a tan solo 4 equipos y definidas en dos jornadas. Su revitalización resulta determinante para garantizar que el rugby argentino continúe elevando el nivel de juego en toda la amplia geografía de nuestro país.
   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni