viernes 21 de octubre de 2011
 
 

Una lucha más equilibrada

San Luis y Pucará asoman como nuevos protagonistas de las instancias finales del torneo. Hindú es el más ganador y Belgrano repite lo del año pasado. La columna de Claudio Leveroni para la edición de Tocata de este sábado.

 

La recta final que comienza a recorrer desde esta tarde en La Plata el torneo más importante que tiene el rugby en nuestro continente nos entrega una saludable novedad. El regreso a los primeros planos de San Luis y Pucará, clubes que si bien son recurrentes actores del Top 14 no habían logrado llegar tan lejos últimamente. Pucará, que fue fundado en 1943 y tres años más tarde consiguió su primer título, no sale campeón desde 1950 y nunca accedió a las semifinales que se vienen realizando desde 1998. San Luis, que nació en 1961 y no logró coronarse aún, lo hizo en una ocasión. Fue en 2000 cuando cayó con Atlético del Rosario 25 a 18. Después, al derrotar a CUBA 46 a 14 por el tercer puesto, obtuvo lo que hasta ahora es la mejor ubicación en su historia en un torneo de la URBA. 

La inclusión en zona de definiciones de estos dos equipos nos permite observar que el nivel competitivo del torneo se va equiparando entre el lote que año a año luchan por el título. Y esto sucede pese a la permanente pérdida de jugadores que dejan nuestro país para incorporarse a ligas profesionales o sumarse a convocatorias nacionales. Se trata de un drenaje que hiere a planteles que van madurando con el correr del tiempo y abruptamente sufren bajas que, en ocasiones, mutilan las posibilidades de alcanzar su más alto rendimiento. Seguramente se puede nombrar a La Plata como ejemplo de esto último. Así y todo, pese a las muchas bajas que soportó este año, el Canario peleó hasta la última fecha para ingresar a los playoffs. Se quedó en la puerta después de empatar con quien es el tercer participante de la jornada de cuartos de final. Belgrano no escapa a una situación similar a la de su rival de esta tarde. Recién el año pasado logró por primera vez colarse en las semifinales. El Fundador, que obtuvo el último de los 10 campeonatos que ha conquistado en 1968, ha incorporado a su plantel superior en las últimas temporadas a jugadores de gran proyección, lo que le permitió escalar tan alto como no lo hacía desde hace años. Finalmente, el cuarto protagonista de los playoffs es el equipo más ganador de la última década. Hindú, que apila seis títulos en su historial cuatro de ellos en forma consecutiva entre 2006 y 2009, buscará el pase por duodécima vez a semifinales, una instancia en la que solo estuvo ausente en el 2000.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni