domingo 25 de septiembre de 2011
 
 

Jugaron con el Che y están en el Mundial

Fernando Lascombes, de 73 años, y Alberto Koch, de 79, son amigos inseparables desde la adolescencia cuando jugaban en Atalaya. Fernando comenzó su relación con la ovalada a los 10 años en el CASI, más tarde su familia se mudo cerca del que sería su nuevo club, donde conoció a Alberto. El rugby los mantuvo unidos defendiendo los mismos colores hasta 1966. Ahora viajan juntos y están en Wellington para alentar a nuestro seleccionado. Ambos tuvieron la oportunidad de conocer y jugar junto a Ernesto Che Guevara.

 

“Le decían el Chancho su puesto era de medio scrum – recuerda Alberto -. Era mayor que nosotros pero compartimos algunos partidos durante algún tiempo cuando Atalaya estaba en segunda. Era un tipo muy aguerrido y voluntarioso”. Alberto y Fernando, que siguen a los Pumas desde el primer partido y continuarán hasta donde llegue el seleccionado argentino, coinciden en destacar que el Che tenía un perfil bohemio y era un tipo muy inteligente. “Andaba siempre desalineado, venía en moto. No era muy consecuente, faltaba a entrenamiento porque su prioridad era estudiar para recibirse de médico”. Alberto también recuerda que el Che jugaba con orejeras y era sumamente corajudo, tackleaba muchísimo. “Después de los entrenamientos algunos se quedaban jugando al truco y comiendo algo. Ahí se armaba charlas políticas. Recuerdo que el siempre tenía una posición muy antinorteamericana:”

   
 
 

Compartí