Internacionales
miércoles 19 de diciembre de 2018
 
 

Francia: "El rugby mata"

La muerte de jugador juvenil del Stade Francais, al tercera de la temporada, desató duros comentarios, entre ellas del diario  L’Equipe donde aseguran que el Rugby ya no es un deporte seguro.

 
Aguarde un instante...

A los 18 años, Nicolas Chauvein murió la semana después de recibir una tackle que le provocó una fractura de cuello. Esta fue la tercera muerte de un jugador menor a 21 años en Francia, lo que provocó reacciones de todo tipo, y varios ya consideran el hecho como una de las tragedias más grande del deporte galo. Tal fueron las repercusiones que la Ministra de Deportes del país, Roxana Maracineanu, convocó de urgencia al presidente de la Federación Francesa, “Hay preguntas sobre el arbitraje y la forma de jugar que tenemos que empezar a hacernos”, respondió al ser consultada por los motivos del llamado.

Pero hubo alguien que fue más lejos. En un durísimo editorial, el diario L’Equipe destacó la siguiente afirmación: "De ahora en adelante, lo sabemos. Y nadie puede pretender que todavía hay alguna duda. El rugby mata. Y mata porque con la profesionalización un juego duro se ha convertido en un juego violento. El rugby mata porque creía que la preparación lo protegía todo, que los cuerpos de los jugadores podían resistir cualquier Tackle, a menudo hechos por dos defensores simultáneamente."

La muerte de Chauvein, ha provocado reacciones de todo tipo dentro de Francia, pero antes, tras la muerte de Louis Fajfrowski, de 21 años, y Adrien Descrulhes, de 17, hubo quienes ya habían alzado la voz como es el caso del neurocirujano Jean Chazal que fue echado de la Unión Francesa de Rugby al sugerir públicamente “Categorías por peso”, “El jugador de rugby de hoy es más pesado, corre más rápido y los choques son más fuertes. El índice de masa corporal es clave. Cuando mides 1,80m, tienes que pesar 75 kilos. Los jugadores de esa altura pesan más de 100 kilos. Es un motor muy grande colocado en un chasis que no fue diseñado para soportar esa fuerza. Esos jugadores tienen los mismos huesos, articulaciones, tendones, vísceras, caja torácica, cerebro y corazón que el resto de personas”, explicó el médico.

No hay dudas que World Rugby ha tomado nota de lo acontecido en Francia, y seguramente profundizará su campaña para llevar mayor conciencia a las distintas uniones y sus jugadores sobre los peligros de la conmoción cerebral. Ya ha endurecido las sanciones por juego peligroso y ha aplicado nuevas normas.

 

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Internacionales