En bancarrota
sábado 11 de noviembre de 2017
 
 

La crisis de Samoa desnuda internas en la WR

El primer Ministro samoano anunció que el rugby de su país está en bancarrota. En la World Rugby Pichot y el australiano Gosper cruzan miradas distintas para resolver el conflicto.

 
Aguarde un instante...

El rugby de Samoa atraviesa una grave crisis económica. La noticia de sus dificultades la brindó el Primer Ministro de ese país, Tuilaepa Sailele Malielegaoi, destacando que la situación es de virtual bancarrota ya que no pueden afrontar compromisos con entidades financieras, ni los sueldos de los jugadores. En las últimas horas la cúpula del Comité Ejecutivo de la World Rugby destacó que no solo estaban al tanto, sino que están trabajando en el tema desde hace tiempo. “No es una situación que se pueda resolver a corto plazo, pero si en un período más largo” expresó el vicepresidente Agustín Pichot. Entre las soluciones a largo plazo de las que habla el ex capitán de Los Pumas está impulsar la incorporación de una franquicia samoana al Súper Rugby. Pichot también subrayó que visitó la región varias veces para ponerse al tanto de la situación, algo que no hicieron otros. Pareció ser una crítica destinada al CEO de la WR, el australiano Brett Gosper quien, en un pasado reciente, cuestionó con dureza las administraciones de las tres naciones isleñas de Pacífico Sur (Tonga, Fiji y Samoa) haciéndoles pesar que la WR les había otorgado más de £ 5 millones entre 2011 y 2015. Gosper se ubica en las antípodas del pensamiento de Pichot a la hora de analizar cómo se distribuyen los recursos que el rugby genera. El australiano no solo acusó de malos administradores a las uniones isleñas, también destacó que el 90% de los ingresos del rugby lo generan las 10 naciones del primer nivel. Gosper sí reconoció que debería haber un cambio de modalidad en los partidos internacionales. Tendría que existir una participación de dividendos en favor de los seleccionados que son visitantes. Inglaterra recibe a Samoa el 25 de este mes, en esa ocasión la unión inglesa prometió ofrecerle £ 75,000 a los isleños. Si bien es en carácter de donación, bien podría asumirse que es lo que corresponde a la participación en las ganancias que genera el encuentro, con la venta de ticket y demás ingresos. En este sentido Pichot destacó que "El modelo de ingresos no cambiará el plan a largo plazo de lo que está sucediendo en Samoa, Tonga o Fiji. Se trata de encontrar una competencia a largo plazo. Tenemos que trabajar en esa dirección ".

La crisis de Samoa generó también la movilización de dos jugadores de la selección inglesa. Mako Vunipola y Manu Tuilagi (este último nacido en Samoa) impulsan que cada integrante de la Rosa aporte £ 1.000 para ayudar a los samoanos

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Internacionales