Opinión
viernes 12 de octubre de 2018
 
 

Brotes verdes que se pueden ver

Cerca del cierre de temporada ya se puede observar un saldo positivo en la evolución de nuestro rugby.

 
Aguarde un instante...

Ingresando en el tramo final del año, con la Championship concluida y el cierre de temporada local barrenando en las últimas jornadas, podemos adelantarnos a concluir que estamos dejando atrás un período altamente nutritivo para el crecimiento y desarrollo de nuestro rugby. El plantel profesional de la UAR, tanto en su versión Jaguares como Pumas, ha mejorado su rendimiento en relación a temporadas anteriores. En el Súper Rugby se pasó con éxito, por primera vez, la ronda clasificatoria, y en el cuatro naciones hubo dos triunfos, algo no logrado por nuestro seleccionado en ninguna de las seis ediciones anteriores. El ingreso de Mario Ledesma le aportó un cambio de mentalidad al grupo que ha sido determinante para alcanzar estos primeros logros. Podríamos agregar algunos datos estadísticos más para reforzar el concepto de evolución positiva que ha tenido el plantel. Los Jaguares han ganado lo que nunca antes, 9 de los 16 partidos; junto a Crusaders fueron los de mejor rendimiento en los ruks (97% de obtención según las estadísticas oficiales) y tuvieron solo 5 amonestados, ubicándose en el lote de equipos con mejor conducta en el torneo. Por el lado de Los Pumas, después de 35 años de no poder hacerlo, vencieron como visitantes a Australia; apoyaron 18 tries en la Championship, superando ampliamente el promedio de 8,3 que arrastraba en el historial de este campeonato (la mejor marca anterior fueron 11 en 2016), y Nicolás Sánchez apiló 67 puntos determinando que un argentino por primera vez quede como goleador. Las mejoras de la temporada también incluyen a Los Pumas 7. Terminaron séptimos en el Circuito 2017/18, llegando a dos finales (Sudáfrica y Estados Unidos) de los 10 torneos que componen el calendario de competencias. Acumularon 105 puntos en la tabla general, mejorando la novena posición de la edición anterior (90 puntos).

Sobre el nivel que presenta la competencia local, ante los ojos de este cronista, el Top 12 sigue siendo la competencia más atractiva del rugby de clubes de América. Esto, pese a la permanente pérdida de jugadores que son absorbidos por el profesionalismo local o extranjero. Resulta altamente positivo observar como el torneo se va emparejando sin decaer en su atracción. El llamado de atención más importante que deberán atender los clubes está relacionado a la cantidad, llamativamente alta, de expulsados (20 en 18 fechas). Este fin de semana San Luis podrá ser el primer clasificado a semifinales. Será, en esta llave, su cuarta participación en las 20 ediciones del campeonato organizado, bajo este sistema, por la URBA desde 1998 (con la sola excepción de 2001). 

   
 
 

Compartí