Opinion
viernes 13 de agosto de 2021
 
 

Championship con pandemia y cambio de reglas

Teniendo la pandemia como una sombra amenazante jaqueando a todo el mundo, la Championship inicia una nueva edición rodeada de particularidades muy especiales. 

 
Aguarde un instante...

El torneo se desarrollará con la incertidumbre a cuestas, a sabiendas que en cualquier momento se puede tropezar con contagios o alguna resolución sanitaria que asuman alguna de las tres naciones donde están previstos los encuentros.

 

Los planteles deben moverse bajo la modalidad de burbujas con hisopados permanentes. Australia y Nueva Zelanda han endurecido en los últimos días el aislamiento social como método preventivo para evitar contagios. Este jueves la capital australiana, Camberra, quedó confinada por un período de siete días, tras la detección del primer contagio en trece meses en esta localidad de más de 400.000 habitantes. Nueva Zelanda ha decretado que hasta el año próximo no ingresarán extranjeros al país. En todos lados hay excepciones, la Championship es una de ellas en tierras maoríes.

 

Además de estar atentos a la pandemia, los planteles deberán asumir los cambios que la World Rugby implementó en las reglas del juego. Se anunció esta semana que el torneo se desarrollará bajo las pruebas globales que entraron en vigencia. Llamó la atención que, en la conferencia de prensa al anunciar el equipo para este sábado, Mario Ledesma minimizara el tema, aunque aclaró que hubo reuniones con los árbitros. En general se trata de modificaciones que apuntan a cuidar al jugador, al tiempo que tienen la intención de darle más dinamismo al juego.

 

Dos cambios sobresalen como los más trascendentes en el desarrollo del juego. Uno plantea que la tarjeta roja ya no será definitiva, se aplicará al jugador sancionado durante 20 minutos. El segundo, bautizado como 50:22, permitirá a un equipo en situación de defensa dentro de su medio campo (50) probar un kick que, de salir por la franja de 22 (con un pique), obtendrá un lineout a su favor (como si se tratara de un penal). Para que esta situación sea válida no se podrá ingresar la pelota exprofeso al campo de juego propio, deberá ser una situación de salida defensiva real. Si bien esta nueva regla le dará más dinamismo al juego es importante notar que apunta también a desalentar las muy riesgosas patadas altas.

 

Una tercera modificación establece que, si la pelota es retenida en el in-goal, hay un knock-on de un jugador atacante en el in-goal o un puntapié de ataque es apoyado por los defensores en su in-goal, el juego se reinicia con un drop desde la línea de goal en cualquier lugar de la línea de goal.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 

La última Tocata Digital

Leela aqui