Opinión
viernes 29 de marzo de 2019
 
 

El Súper Rugby busca su destino

Tendrá 14 equipos a partir del 2021. Ya no estará la franquicia japonesa en un torneo cada vez más insípido.

 
Aguarde un instante...

Finalmente se hizo oficial la salida de Sunwolves del Súper Rugby. SANZAAR lo anunció hace pocos días, destacando que realizará una reforma en el formato del torneo a partir de 2021, dejando afuera a la franquicia japonesa que ingresó a esta competencia en el 2016 junto a Jaguares. En los cambios por venir se adelanta que ya no habrá conferencias, los 14 equipos competirán todos contra todos, tal como sucedió desde 2006 a 2010. La particularidad de este anunció es que, según declaró Andy Marinos, CEO de esta organización, fue la Unión de Rugby de Japón (JRFU) quien advirtió a SANZAAR que ya no se encuentran en posición de financiar la participación futura del equipo después de 2020. Japón anuncia que los números no le cierran para continuar con su franquicia en el Súper Rugby, lo hace faltando pocos meses para la copa del mundo que lo tiene como única sede. ¿Es, acaso, un anticipo que el mundial no está dejando los resultados esperados? Un mega evento de estas características es organizado para ser utilizado como plataforma de lanzamiento que potencie la actividad local. En este caso, para ubicar al rugby japonés en los primeros planos del planeta ovalado. Haciendo esta lectura, y atentos a que podría perjudicar la imagen de la máxima competencia ovalada, la World Rugby salió con una serie de comunicaciones destacando que, a menos de seis meses de su comienzo, el mundial se encamina a atraer la mayor cantidad de visitantes internacionales en la historia del torneo. Augura que habrá más de 600 mil extranjeros en Japón, cubriendo una tercera parte del total de las ventas de entradas que alcanzan 1,8 millones. Las dudas carcomen a este cronista. ¿Será así?, lo podremos chequear cuando pisemos la tierra del sol naciente. Si el mundial transita por el mejor de los andariveles, ¿porque Japón tiene graves problemas para financiar la franquicia en el Súper Rugby? El torneo que organiza la SANZAAR tiene aristas difíciles de comprender para un observador común que no cuenta con toda la información. Los estadios vacíos en todos los encuentros son una demostración de lo poco atractivo que resulta la competencia de equipos fantasía. Estadios vacíos es un correlato de poca audiencia televisiva. Sin embargo, el aporte de las cadenas televisivas son el principal ingreso de los organizadores, aunque los números y porcentajes en la distribución de dividendos se mantienen como un secreto de estado. El Súper Rugby es un extraño negocio y un espectáculo poco atractivo para propios y ajenos al rugby. Un torneo insípido con franquicias que no despiertan pasión, combustible central para protagonistas y seguidores del rugby, en ninguna región donde se juega.

   
 
 

Compartí