Opinion
viernes 09 de agosto de 2013
 
 

Hay presente para mejorar, hay futuro también

En siete días los Pumas debutan en la Championship. En el plantel convocado por Phelan asoman las nuevas generaciones.

 
Aguarde un instante...

Un indisimulable mensaje de Phelan se puede rescatar al leer la lista de convocados para comenzar el segundo viaje argentino en el torneo más exigente que tiene el planeta rugby fuera de la copa del mundo. La inclusión de dos juveniles, que hace pocas semanas representaron al país en el mundial M-20, entre los 26 citados para los dos primeros desafíos de la Championship, no solo habla muy bien de las nuevas camadas que asoman en nuestro rugby, también ratifica la necesidad de recurrir a ellos en el proceso de recambio generacional Puma. Es una forma de aceptar la distancia que existe entre el plantel que asume los compromisos de la segunda parte del año y aquel que lo hizo con los partidos del primer semestre. Una diferencia que existe, tanto en el rendimiento colectivo como individual, entre los Pumas y los Jaguares o Pampas XV. Es lo suficientemente importante como para que el seleccionador nacional recurra a los más juveniles, en el proceso natural de recambio, en lugar de abastecerse de aquellos planteles que ocupan el segundo nivel nacional.

A las cualidades personales del tercera línea de Alumni, Pablo Matera y las del pilar mendocino Matías Díaz, los dos juveniles citados, se debe agregar las de un tercero. Se trata de Tomás Lavanini segunda línea de Hindú que en diciembre mudará sus 2 metros de altura y 118 kilos a Nueva Zelanda para jugar profesionalmente en los Chiefs, el bicampeón del Súper Rugby. Si bien Lavanini no estuvo nominado entre los 30, Phelan decidió sumarlo como invitado y se lo pudo ver el sábado último en La Plata enfrentando a NSW Barbarians.

De los cuatro que quedaron afuera de esta primera cita la más sorpresiva es la de Martín Rodríguez Gurruchaga. Con altibajos en su rendimiento el rosarino es, desde el 2009, un habitual asistente al circuito más cercano a los titulares. Los otros tres que se quedarán esperando poder estar en la segunda convocatoria son Gonzalo Tiesi, Juan Pablo Orlandi y Benjamín Macome.

La nómina de 26 citados por Phelan para los choques con los Springboks también permite observar otros datos significativos. Son 16 los jugadores que tienen su origen en clubes de Buenos Aires, ratificando (por si fuera necesario) la importancia que tiene el aporte de los más de 80 clubes bonaerenses en el rugby nacional. No pasa desapercibido tampoco que cada vez es mayor el número de Pumas en condición de libres o fichados en clubes argentinos (11 sobre 26), marcando una tendencia de reacomodamiento de nuestros jugadores de elite. La crisis económica que viene arrastrando Europa más la notable mejora económica que han logrado jugando en los Pumas, especialmente después de ingresar a la Championship, son los dos factores determinantes para marcar esta tendencia.

Posiblemente el próximo sábado la formación titular que ingresará en Johannesburgo para debutar en el 4 Naciones ante Sudáfrica, será la misma que ayer enfrentó en Salta al combinado australiano, con la posibilidad de contar con Patricio Albacete si es que se recupera del desgarro que sufrió hace dos semanas en el amistoso con los Jaguares. Será el comienzo de una nueva proyección del rugby argentino con futuro asegurado.

 

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni