Opinion
viernes 08 de junio de 2018
 
 

Hourcade en el centro de la escena

Primer test del año para Los Pumas que reciben a Gales en San Juan.

 
Aguarde un instante...

Por estas horas todas las miradas de los apasionados por la ovalada en nuestro país están puestas en San Juan. El primer test del año resulta ser una prueba recargada de presión extra para Daniel Hourcade. El entrenador de Los Pumas recibe, de Mario Ledesma, un plantel que viene de acumular seis victorias consecutivas en el Súper Rugby. La seguidilla de triunfos representa para Los Jaguares una extraordinaria evolución positiva, encaminada a consolidar una identidad de juego tan propia como efectiva. Han crecido de tal forma y en tan poco tiempo que ya resulta ofensivo definirlos como una franquicia. Han forjado una identidad que los posiciona como equipo, amalgamando conceptos muy propios en su plan de juego. Visto así, surgen los interrogantes ante el cambio de vestimenta. Este mismo plantel, ahora con la celeste y blanca, ¿podrá mantener el concepto y rendimiento de juego que desplegó en el Súper Rugby? La respuesta comenzará a conocerse esta tarde en el estadio Bicentenario de San Juan enfrentando al entonado Gales, que viene de superar a Sudáfrica (22-20) en Washington. Es una prueba muy complicada que, en su balance final, debería medirse mucho más por el rendimiento colectivo de nuestro seleccionado que por el resultado final del encuentro. Siempre importa el triunfo, pero mucho más importa saber hoy si Hourcade puede potenciar la herencia recibida. Los Pumas tienen por delante, para este año, los test de esta ventana, los de noviembre y la Championship. Al concluir la temporada debería quedar solo la sintonía fina para encarar el 2019, con parada final en el mundial de Japón. Cada uno de los 12 partidos de este año dejará conclusiones, será una prueba determinante para evaluar el comportamiento colectivo e individual del equipo. La primera de estas pruebas, la de esta tarde, tiene a Daniel Hourcade como principal centro de atención.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni