Opinión
viernes 30 de agosto de 2019
 
 

La aventura mundialista está en marcha

Los Pumas con estadísticas favorables, en este tipo de torneo, ante varias potencias europeas.

 
Aguarde un instante...

El tramo final en la preparación de Los Pumas para la Copa del Mundo ya se puso en marcha. El plantel llegó este sábado a Australia. Estará hasta el 10 de septiembre en tierra de los Wallabies buscando acomodarse a la zona horaria japonesa. En tres sábados más estará debutando ante Francia, un partido determinante para mantener viva la posibilidad de acceder a la segunda ronda. Este plantel carga en sus valijas ilusiones propias y una historia que atraviesa su época. La performance de los seleccionados argentinos en las últimas cinco ediciones mundialistas, sobre un total de ocho desde aquella primera edición de 1987 en Nueva Zelanda, ha estado por encima de su rendimiento promedio anual en esos veinte últimos años. En los tres primeros mundiales no superó la primera ronda. En Nueva Zelanda 87, Australia 91 y Sudáfrica 95, jugó 9 partidos y solo pudo ganar uno, en 1987 ante Italia (25-16).

 

En Gales 1999 Argentina inició un ciclo ascendente que lo sigue manteniendo entre los principales protagonistas de cada mega evento ovalado. En esa cuarta edición dio la gran sorpresa al acceder a cuartos de final, que perdió con Francia, después de superar a Irlanda (28-24) en un play off al que había llegado por concluir segundo en su zona, ganándole Samoa y Japón, más una ajustada derrota con Gales (23-18) en el debut. Además, el torneo tuvo a un argentino como máximo goleador, Gonzalo Quesada (102 puntos).

 

En Australia 2003 los Pumas tuvieron, una vez más, una zona complicada. Debut y derrota con los locales (24-8) y el cierre con Irlanda, a todo o nada, que concluyó 16-15 para los europeos que tomaron revancha de lo sucedido cuatro años atrás.

 

En Francia 2007 el rugby argentino toco el cielo con las manos. Ganó invicto su zona dejando atrás a Francia (17-12) e Irlanda (30-15), además de Georgia y Namibia. En cuartos de final superó a Escocia (19-13) y en semifinales perdió con Sudáfrica (37-13). Este cronista guarda una postal imborrable en la memoria de esa última jornada. El llanto desconsolado de varios Pumas convencidos que podían alcanzar el título. Ratificando esa creencia vendría, ya por el tercer puesto, otro triunfo ante Francia. Fue por demolición (34-10).

 

Nueva Zelanda 2011 comenzó con una apretada derrota ante Inglaterra (13-9), continuó con triunfos ante Rumania, Escocia (13-12) y Georgia que permitieron asegurar un lugar en cuartos de final. El stop al avance argentino lo pusieron los All Blacks (33-10).

 

Finalmente, en Inglaterra 2015, atravesando una zona accesible, Los Pumas volvieron a mostrarse en una semifinal, después de superar en cuartos a Irlanda (43-20), perdiendo con Australia. La síntesis de este recorrido mundialista muestra con claridad que a Los Pumas estos torneos les cae muy bien. Tienen estadísticas favorables con varias potencias (Irlanda, Francia y Escocia) que se contraponen con las que se observan anualmente fuera de esta competencia.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Columna de Claudio Leveroni