Opinión
viernes 05 de abril de 2019
 
 

La Currie Cup el nuevo desafío del rugby argentino

La UAR busca ensanchar la base de jugadores de alta competencia sumando un equipo al torneo sudafricano.

 
Aguarde un instante...

Tal como se había anticipado a principio de año, la UAR oficializó esta semana la incorporación de un equipo argentino a la Currie Cup, el campeonato nacional de Sudáfrica considerado el más antiguo del mundo con una primera edición que se remonta a 1889. Jaguares XV será el nombre del combinado que tendrá a Ignacio Fernández Lobbe como entrenador principal. Estará al frente de un plantel integrado por 32 jugadores cuya base la compondrán quienes participaron en Argentina XV. La Currie Cup tiene dos categorías con 8 equipos cada una. Jaguares XV participará este año de la segunda, denominada First División, jugando siete fechas en la etapa clasificatoria. Dos jornadas más se incorporan para los clasificados entre los cuatro primeros lugares, jugando semifinal y final. El ganador tendrá la posibilidad de disputar un partido ante el último de la categoría mayor para definir su ascenso. El torneo comenzará el 6 de julio con final prevista para el 31 de agosto. Entre los rivales que tendrá el combinado argentino se encuentra otro nuevo invitado a esta competencia representando a Namibia. Los seis restantes son: South Western Districts Eagles, Boland Cavaliers, Down Touch Griffons, Hino Valke, Eastern Province y Leopards.

 

El acuerdo entre la UAR y la South African Rugby Union (SARU) establece compartir los gastos que generará la estadía del plantel argentino que estará dos meses instalado en una ciudad aún no definida (podría ser Pretoria). Con esta nueva participación en un torneo internacional la UAR busca ensanchar su base de jugadores profesionales. Por estos días no llega a 50, más unos 70 becados. Es una diferencia notable en comparación con las cinco principales naciones europeas y las tres del hemisferio sur, que tienen entre 200 y 240 rugbiers rentados. Desde las oficinas ovaladas de Martinez afirman que no esperan llegar a tanto, 140 sería un buen número. Están confiados que Jaguares XV será una plataforma para foguear jugadores con capacidad para sumarse al profesionalismo. El 70% del plantel serán becados, el resto invitados más algunos de los profesionales que, por diferentes motivos, necesiten acumular minutos en cancha. Claro que para completar este objetivo es imprescindible contar con los recursos económicos necesarios. La realidad del país no ayuda, cuesta sumar sponsor y los gastos se multiplican. Un auténtico desafío para quienes conducen el destino del rugby argentino.

   
 
 

Compartí