Opinión
viernes 24 de septiembre de 2021
 
 

Un incidente que acaso sea un presagio

Los Pumas fuera de la foto oficial de la fecha Championship.

 
Aguarde un instante...

Estamos en el umbral de una nueva etapa para el rugby argentino de alta competencia. Suceden hechos indisimulables que presagian una catarsis con consecuencias económicas y deportivas que ya comenzaron a manifestarse. El punto de inflexión ha sido la pandemia que arrasó como un verdadero tsunami un esquema de organización interna que aún sigue mostrando excelentes resultados. Se pueden ver en la cantidad de juveniles que están accediendo a los primeros planos (Los Pumas presentan tres debutantes en el banco de suplentes ante Australia este sábado). Han surgido del paciente trabajo de detección de talentos y su preparación en los centros de alto rendimiento. Sin la financiación de la alta competencia en torneos internacionales no hubiera sido posible. Ser parte de la SANZAAR fue determinante para llegar a este punto. Pese a estos contratiempos, por ahora, todas las academias siguen funcionando.

 

La UAR lleva por segundo año consecutivo ingresos nulos por test match que no pudieron jugarse en el país, sin percibir dividendos por el Súper Rugby y ha perdido sponsor. Para equilibrar sus cuentas debió recortar gastos en personal y anuló contratos con medio centenar de jugadores. Nadie imagina el regreso del Súper Rugby, en realidad la pandemia le dio el empujón final a un torneo altamente costoso, aunque muy redituable para nuestro país. En la UAR trabajan para que los Jaguares vuelvan a resurgir el año próximo en la Currie Cup. Será un acuerdo fuera de la SANZAAR, entre las uniones argentina y sudafricana.

 

Los tiempos que vendrán serán distintos. Australia, Sudáfrica y Nueva Zelanda muestran síntomas de desinterés para seguir sosteniendo a un cuarto asociado dentro de la SANZAAR. Algunos columnistas de la ovalada en Nueza Zelanda y Australia describen que se viene un barajar y dar de nuevo. En la UAR señalan lo contrario. Le aseguran a este cronista que la sociedad se mantendrá con Argentina adentro, y la continuidad de la Championship tal como está hasta ahora.

 

Un síntoma contrario a sentido surgió este viernes cuando desde Australia se dieron a conocer filmación y foto de presentación de la fecha Championship sin la participación argentina. La UAR pidió explicaciones rápidamente por semejante desliz. Explicó la imposibilidad de llegar al momento de la sesión fotográfica. Se estableció que solo estarían los capitanes de Nueva Zelanda y Sudáfrica, como anuncio del test número 100. Sin embargo, para “sorpresa de la UAR, fueron publicadas fotos y videos con el capitán australiano. La UAR expresó formalmente su malestar ante SANZAAR”, según explicó nuestra Unión en un comunicado. El ninguneo de las tres potencias pareció eso más que un error. Acaso un presagio de lo que vendrá.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 

La última Tocata Digital

Leela aqui