viernes 01 de julio de 2011
 
 

“El balance del Mundial Juvenil es bueno”

Damián Rotondo, entrenador de Los Pumitas junto a Matías Albina, desarrolló un balance de la actuación de su equipo en el Mundial Juvenil de Italia 2011, donde el elenco Nacional finalizó en la novena posición.

 

El cordobés analizó lo realizado por el Seleccionado Argentino de Menores de 20 años: “El balance es bueno, ya que ganamos tres partidos y perdimos dos, uno ante el campeón e invicto en esta categoría, Nueva Zelanda. Pretendíamos clasificar más arriba, pero perdimos con Gales en el debut, ya que nos costó mucho adaptarnos a la velocidad del partido. Luego el equipo se recuperó, jugó un muy buen Mundial y logró desarrollar el sistema de juego. Es un torneo con exigencias altas, en el cual no hay margen de error, y es por eso que se viven situaciones particulares en cada encuentro”.

Rotondo continuó destacando la buena labor desarrollada por toda la delegación y señaló que “el staff técnico fue fantástico. Todos trabajaron con mucha responsabilidad desde que comenzó la gira en Francia hasta el último día en Italia, y fue una experiencia muy enriquecedora para todos. Hubo una gran armonía y una muy buena relación entre todos, la cual se transmitió a los jugadores. En cuanto al juego, creo que el equipo fue madurando con el pasar de los días, y los jugadores demostraron mucha actitud en los encuentros ante Italia, a quienes superamos bien, y ante Nueva Zelanda, con quien pudimos atacar y lastimar, aunque finalmente el resultado fue muy amplio”.

“Generalmente pudimos desarrollar el plan de juego en el cual trabajamos, y que fuimos adaptando dependiendo del rival”, reveló el ex entrenador del Seleccionado de Córdoba, quién hizo un balance de cada encuentro que jugaron Los Pumitas en este Mundial: “En el debut ante Gales fuimos superados y fallamos demasiado en defensa. A partir de ahí, el equipo se recuperó ante Italia, que jugamos un gran partido y estuvimos cerca de obtener el punto bonus, que nos hubiese clasificado a competir por una instancia más alta. Ante Nueva Zelanda, jugamos un buen partido y generamos cosas importantes en ataque, pero ellos aprovecharon cuando tuvimos bajas por amarillas y nos derrotaron bien, aunque creo que la diferencia fue más amplia de lo que se vio en el campo de juego. Luego enfrentamos nuevamente a Italia, un partido que se vivió como una final, y los jugadores dejaron todo, mientras que ante Escocia fue un muy buen partido de rugby, abierto, a pesar del resultado ajustado con el que finalizó el partido. En líneas generales creo que se cumplió con lo esperado, con excepción del debut ante Gales. El saldo es positivo, avanzamos en nuestro juego, y, aunque no quedamos conformes por salir novenos, finalizamos con tres triunfos y dos derrotas.

“Las ganas y ansiedad con las que uno llega son importantes. Cada partido, a partir del debut con Gales que nos hizo tambalear, cada encuentro tuvo sus situaciones especiales. Apuntamos a imponer el sistema de juego con Italia, que era una final y lo logramos, y mantenerlo ante Nueva Zelanda, que le había ganado por 90 puntos a Gales y nunca había perdido en un Mundial de M-20. En todos los encuentros los chicos demostraron mucha actitud, una gran mejora en el juego en cada encuentro que disputó, por lo que el cierre fue muy positivo” añadió.

Rotondo hizo hincapié en la buena preparación que tuvo el equipo y en que no hubo diferencia en ese aspecto ante las potencias: “En ese aspecto, estamos un paso adelante en referencia al pasado. Tras el Mundial sólo hubo un lesionado, que sufrió un esguince en una lesión casual. Con Matías (Albina) hicimos una gran rotación de jugadores para darles minutos a todos y para que se puedan recuperar bien, ya que no es fácil jugar cada cuatro días y en este ritmo de juego. El avance del rugby argentino en lo físico es muy bueno, y ahora tenemos que adaptarnos a la velocidad con la que se juega en los torneos internacionales. La competencia generará que los Seleccionados Nacionales se adapten a esto, y que en Argentina se esté cada vez más cerca de las potencias”.

“Los jugadores vienen de una competencia de muy alto nivel, por lo que ya demostraron que son capaces de jugar en cualquier equipo de nuestro país. Todos están en condiciones de estar en primera, y también en sus Seleccionados Provinciales. Creo que algunos de ellos también estarán en condiciones de continuar en el proceso de los Seleccionado Argentinos de Mayores”, concluyó el cordobés con un mensaje de aliento para sus jugadores.

   
 
 

Compartí