jueves 17 de marzo de 2011
 
 

Proponen que los jugadores renuncien a sus becas

El lunes próximo los presidentes de los clubes que integran la URBA fueron convocados para volver a tratar la situación de los jugadores que están afectados al PladAR. La reunión tiene por objeto ponerlos al tanto de las negociaciones que la URBA y la UAR estuvieron llevando adelante en un encuentro que sus cúpulas directivas concretaron esta semana. El reglamento de la URBA le prohíbe a los jugadores del PladAR, por considerarlos profesionales rentados, participar del torneo que comienza el 17 de abril próximo. Una de las salidas que el titular de la URBA, Carlos Campagnoli, propondrá es impulsar una asamblea para modificar esa reglamentación.

 

Pero, ciertamente, no se trata de un cambio sustancial ya que la intención es que los jugadores del PladAR puedan jugar en la medida que renuncien a la beca de 2.600 pesos que les paga la UAR y la Secretaría de Deportes de la Nación por participar del Plan de alto rendimiento. Así planteadas las cosas los jugadores PladAR de la URBA serían los únicos deportistas becados del país que por esa condición están inhibidos de competir en sus clubes. La insólita situación en la que quedan no ha pasado desapercibida entre los amantes de la ovalada en nuestro país. Muchos de ellos se convocan en Faceboock bajo el rótulo de “Jugadores deben jugar”, que ya cuenta con 2 mil adhesiones, en su mayoría jugadores de plantel superior.

   
 
 

Compartí