miércoles 20 de abril de 2011
 
 

Morresi se reunió con Campagnoli para encontrar una salida a la crisis

Salir de la encerrona. Esa parece ser la consigna, por estas horas, de quienes están al frente de la URBA para encarar una solución que les permita calmar el tsunami de críticas que recibió la entidad por ratificar la prohibición de jugar en sus clubes a los jugadores que integran el PladAR. Un puente que lo conduzca hacia esa salida lo esta construyendo el titular de la Secretaría de Deportes de la Nación, Claudio Morresi, que se reunió con el presidente del rugby porteño, Carlos Campagnoli, hace pocas horas.

 

 La semana próxima habrá una nueva reunión en el CENARD donde también participará el titular de la UAR. Morresi avanzó en un concepto que puede servir como base para que la URBA reconstruya su discurso ante el conflicto con los jugadores. El rugby es ahora un deporte olímpico y deportistas destacados de todas las disciplinas olímpicas de nuestro país reciben becas de la Secretaría de Deportes sin que por eso sean considerados profesionales. El nuevo perfil olímpico del rugby puede resultar un salvoconducto para resolver la crisis que envuelve a la URBA.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Noticias de la URBA