martes 12 de abril de 2011
 
 

Si continúan las prohibiciones el campeonato podría no comenzar

El viernes en la URBA se realizará una asamblea extraordinaria con la intención de debatir nuevamente la prohibición que recae sobre los jugadores que pertenecen al PladAR quienes no pueden competir en el torneo porteño. En la reunión se propondrá votar que puedan hacerlo si renuncian a la beca que reciben de la Secretaría de Deportes de la Nación y de la Unión Argentina de Rugby o a cualquier otro tipo de remuneración. Los jugadores de los clubes del Grupo 1 están en estado de alerta y esperan que todos puedan jugar.

 

Aunque hay muchos clubes que se resisten a aceptar este cambio e insisten en que por ser profesionales estos jugadores no deben participar del torneo, un sondeo previo realizado por Tocata parece indicar que se reunirán los votos necesarios para que la normativa se cambie. Sin embargo, la modificación podría no alcanzar para aplacar la bronca de una gran cantidad de jugadores que se solidarizan con los prohibidos. A tal punto llega esa solidaridad que podría plasmarse en una “huelga” de jugadores que impida el inicio del torneo previsto para el próximo domingo. Esperar a último momento para realizar la asamblea de los delegados de la URBA es también leído por los jugadores como una maniobra que intenta desarticular cualquier medida de fuerza que atente contra el comienzo del campeonato. El viernes pasado los 17 jugadores de la URBA que están en Sudáfrica con los Pampas dieron a conocer una carta en la que solicitan se les permitan jugar. Los términos de la nota son tan respetuosos como implacables en la defensa de los derechos que tienen los rugbiers cuestionados.

   
 
 

Compartí

 
 
 
 
 
 

Otras de Noticias de la URBA