martes 27 de septiembre de 2011
 
 

Fanáticos religiosos

Se sabe que el deporte despierta ciertos en fanatismos, el mundial de Nueva Zelanda no es la excepción, tal es así que una iglesia neozelandesa exhibe  un cartel donde le comunica a sus fieles que “Jesús  ama a los All Blacks”.

 

Los All Blacks son un símbolo de extraordinario valor cultural para los neozelandeses. Generan un fanatismo que no tiene comparación. Autos, casas y embarcaciones se ven embanderadas con la pluma blanca y el fondo negro que los identifica. Como muestra del nivel de adhesión que generan se puede observar, en la Iglesia ubicada en la esquina de las calles Dixson y Willis (pleno centro de Wellington), un cartel ubicado a un lado del acceso con la frase “Jesús ama a los All Blacks”.

   
 
 

Compartí