miércoles 28 de septiembre de 2011
 
 

Georgia despidió a Rumania

En el Arena Manawatu, Georgia derrotó este martes a Rumania por 25 a 9 y selló la despedida del Mundial del conjunto Rumano.

 

Tras despegarse definitivamente en el marcador durante la segunda parte, Georgia se impuso por 25-9 a Rumania en el Arena Manawatu de Palmerston North, en el tercer encuentro de los Lelos y el último de los Oaks por el Grupo B de la Rugby World Cup 2011.

El primer tiempo no entregó grandes emociones. El trámite fue parejo, sumamente luchado y sin un claro dominador. Ambos intentaron posicionarse territorialmente con el pie, pero cada vez que consiguieron la pelota en campo rival se sucedieron los errores que impidieron generar jugadas de riesgo.

En se rubro, las imprecisiones en el line no fueron muchas, pero ambos perdieron pelotas en momentos importantes. De todos modos, los Lelos pudieron ponerse al frente tras capitalizar las infracciones cedidas por los Oaks.

Por todo ello, el marcador se alteró solamente por el pie de Merab Kvirikashvili, de Georgia, y de Marin Danut Dumbrava, de Rumania. El primero acertó sus cuatro intentos, mientras que el segundo aportó dos, aunque dejó en el camino una chance factible.

Así se fue la etapa inicial de un encuentro entre dos naciones con suma rivalidad, con un escueto 12-6 favorable a Georgia, con el sello de la efectividad de Kvirikashvili.

El complemento volvió a encontrar a los pateadores con ocasiones de sumar, pero ninguna sencilla, y ambos dejaron puntos en el camino. Los errores se multiplicaron en el manejo y, en consecuencia, hubo que esperar 56 minutos para una emoción fuerte.

Es que con el paso del tiempo, Georgia se adueñó de la pelota, empezó a mostrar mejores intenciones y a generar movimientos de control de varias fases. Así fue desgastando a la defensa, que no todavía había mostrado fisuras.

Pero 17 fases de control en los últimos metros es demasiado para cualquier sistema. Conducidos por Irakli Abuseridze, los forwards percutieron y Mamuka “Gorgodzilla” Gorgodze, destacado como mejor extranjero en la última temporada del TOP 14 francés desde el Montpellier, vulneró el ingoal de los Oaks e inclinó la balanza definitivamente.

Encima, Kvirikashvili se mantuvo eficaz y no solo aportó la conversión del try, sino también un penal a diez minutos del cierre para estirar la diferencia a 22-6. Más adelante, su reemplazante Malkhaz Urjukashvili también sumó tres puntos.

Antes de eso, el ingresado Adrian Vlaicu había descontado para los rumanos, también con un penal, pero no alcanzó para evitar su quinta derrota consecutiva en el torneo mundialista  y una despedida sin éxitos como no ocurría desde 1995. Entonces, en el significativo cap Nº50 de Marius Tincu, la chapa final sentenció un 25-9 favorable a los Lelos.

   
 
 

Compartí