lunes 14 de febrero de 2011
 
 

Inglaterra y Escocia los rivales de Los Pumas

Si algo mueve la atención de los argentinos en la actual edición del Seis Naciones, es observar la actuación de Escocia e Inglaterra. Los rivales que Los Pumas tendrán en el mundial de Nueva Zelanda presentan una realidad bien distinta. Los ingleses con un poderío asombroso, como hace tiempo no tenían, dejan ver variantes en el juego y gran versatilidad en todas sus líneas. Escocia, en cambio, es muy previsible y sin explosión en su juego.

 

Inglaterra tiene delanteros que no se involucran demasiados en las formaciones móviles y ajustan sus decisiones con llamativa coordinación. Muestran gran potencia en el scrum. La primera línea con Cole, Hartley, y Sheridan promete darle mucho trabajo a Roncero, Ledesma y Scelzo. El line de la Rosa muestra alternativas y seguridad. Hoy, esta por encima del prestigio que arrastra el de Irlanda (comentado desde hace años como uno de los mejores del mundo junto al de Sudáfrica). Entre los tres cuartos Toby Flood se afirma como el 10 titular y no parece sentir la presión de tener, nada menos, a Jonny Wilkinson como un suplente ahora acostumbrado a ingresar en los últimos 15 minutos de cada test. Cueto y Ashton (9 tries en nueve partidos) prometen ser los wings más picantes en el mundial, en tanto el capitán Tindall y Hape aportan potencia y mucho tackle en el centro de la cancha. Inglaterra esta mostrando en el Seis Naciones que este puede ser su gran año, tiene equipo para que lo sea. El panorama en Escocia es casi lo opuesto a su vecino británico. Con juego previsible, de fácil lectura, llama la atención los errores en el manejo de la pelota que ha mostrado en los dos primeros encuentros del año. Sin solidez en el line y mucho menos en el scrum donde deja ver muchos problemas en su primera línea. Si los Pumas presentan un juego ordenado y firme en defensa, están por encima de esta Escocia. 

   
 
 

Compartí