lunes 26 de septiembre de 2011
 
 

Irlanda derrotó a Rusia

Irlanda se impuso ante Rusia por 62-12 en el International Stadium de Rotorua. Con 25,661 aficionados en las gradas, la mayoría irlandeses, los de verde anotaron 9 tries por 2 de los rusos.

 

El veterano Ronan O’Gara fue nombrado “Jugador del Partido” luego de una semana en la que fue el centro de atención por las especulaciones sobre su retirada. El apertura de Munster, de 34 años, controló el partido bajo presión y sumó cinco conversiones y un penal antes de ser sustituido en la segunda mitad.

Los backs de Irlanda Rob Kearney, Andrew Trimble y Keith Earls, jutno al joven ala Sean O’Brien, sobresalieron en un encuentro utilizado por su entrenador, Declan Kidney, para probar a los jugadores con menos participación del plantel, antes del partido contra Italia en Dunedin, el próximo domingo.

Preguntado por si Irlanda aprovechó el impulso de la victoria ante Australia por 15-6 para el partido ante Rusia, el capitán, Leo Cullen, dijo que “obviamente marcar nueve tries en un partido de la Copa Mundial es un buen resultado”.

“Hablamos de aprovechar el impulso para trabajar esta semana. Hubo momentos del partido que no fueron los mejores pero las condiciones eran difíciles. La pelota estaba mojada y posiblemente forzamos demasiado pero, en general, podemos estar contentos”.

Alentado por el rugido de marea verde, como el sábado pasado ante Australia, Irlanda logró adelantarse 17-0 en apenas 13 minutos. Tras un buen tramo de partido sin marcar puntos, al término de la primera mitad pisaron el acelerador y lograron tres rápidos tries.

Los Osos, que se encontraron con un 43-0 en la segunda mitad, salieron de la hibernación en la que se encontraban gracias a su fullback Vasily Artemyev, ex jugador de Irlanda M19 y el wing Denis Simplikevich, que imitó a los mejores bailarines rusos con su trabajo de pies para apoyar dos tries.

Pero los cansados rusos, que perdieron seis de sus 17 lines, se dejaron llevar por delante en los últimos 20 minutos. Irlanda no perdonó y cruzó el ingoal en cuatro nuevas ocasiones.

“Creo que tuvimos rachas buenas y otras malas”, dijo Kidney, que alineó un equipo con nueve cambios con respecto al partido contra Australia. “En la segunda mitad decaímos durante un momento, pero otra vez cambiamos para acabar mejor. Hicimos cosas bien y sobre las que tenemos bastante trabajo” explicó.

Kidney ya piensa en el partido contra Italia como un intento de quedar en lo más alto del Grupo D por primera vez en la RWC. “El ganador se lo lleva todo con Italia el próximo domingo, es como una final. Obviamente es un gran premio jugar por los cuartos de final pero sabes que te puedes ir a casa en el siguiente avión”, dijo el entrenador.

Un extraño aliado

Irlanda encontró un extraño aliado en el veterano centro ruso Andrey Kuzin, quien dijo que animaría a los de verde contra Italia el próximo partido, “me gustaría que ganara el equipo más fuerte, apoyaré a Irlanda. El entrenador de Rusia, Nikolay Nerush, dijo que a sus jugadores les intimidó la ruidosa hinchada irlandesa. “Los chicos no están acostumbrados a jugar con 30.000 espectadores. Sentimos presión, cometimos errores y concedimos tres tries en tres minutos en la primera mitad. Luego usamos la atmósfera para jugar mejor”.

   
 
 

Compartí