viernes 16 de septiembre de 2011
 
 

La pasión por seguir a los Pumas

La enorme barra de argentinos que acompaña a Los Pumas se mudo de Dunedin a Queenstown, ciudades de la Isla Sur de Nueva Zelanda separadas por más de 350 kilómetros, pero ambas casi a la misma distancia de Invercagill (190 km) donde los Pumas jugarán su segundo partido en el mundial. Entre los seguidores pudimos encontrar al entrenador de Pueyrredón, Hernán García Simón y una numerosa barra de los Húsares que trajo una enorme bandera con los colores del club. “No la llevamos con Inglaterra por miedo a que no nos dejen entrar pero ante Rumania la llevamos seguro:”

 

Al grupo se acoplaron amigos de Olivos, todos parando en el mismo hotel en el que también se alojaron Raúl Maglioni, de St. Brendan´s, Oscar e Ivan Gosio (padre y hermano del canario) acompañados por Federico Rosner, también de Newman. Por el lado del SIC se alojan Berni González Victorica, Eduardo Villegas (hermano del Veco) y Fernando Lascombes.

   
 
 

Compartí