viernes 16 de septiembre de 2011
 
 

Nueva Zelanda, tan cálida y hermosa como cara

La vida en Nueva Zelanda es muy cara, al menos para los argentinos. Los precios congelan los bolsillos mucho más que la nieve que cayó por estos días en Queenstown. Comer spagetti puede ir de 17 a 30 dólares el plato (si, $120), una gaseosa entre 3 y 4, para hundirle los dientes a un sándwich hay que pagar 6, por un yogurt pequeño es necesario desembolsar 3 dólares y por un café pequeño 3,50. Tomar chocolate caliente cuesta 5 dólares. Lo increíblemente caro es Internet, aproximadamente 5 dólares la hora. El único negocio que ofrece gratis este servicio (Mc Donald solo 30 minutos, si con suerte conseguís señal) pertenece a argentinos, es el café Patagonia. Eso si solo hasta las seis de la tarde.

 
   
 
 

Compartí