sábado 01 de octubre de 2011
 
 

Se terminó el mundial para Dan Carter

El apertura de los All Blacks  lesionado en los isquiotibiales, será baja para el resto del Mundial de rugby, anunció este domingo el entrenador de los neocelandeses, Graham Henry.

 

"Es una situación trágica para un jugador extremadamente talentoso, tal vez uno de los mejores que haya habido en nuestro país. Estoy verdaderamente triste por él", declaró el técnico de los All Blacks.

Dan Carter debía ser por primera vez capitán de su equipo este domingo frente a Canadá, pero se lesionó en una entrenamiento mientras practicaba lanzamientos con el pie, el sábado, causando baja para el partido.

"Este torneo debía ser el momento más importante de su carrera, para el que estaba concentrado desde hace años. Es horrible que no pueda ya formar parte del Mundial", añadió Henry.

"El grupo está evidentemente bajo el choque de esta noticia, pero es también un equipo extremadamente concentrado en el trabajo que tiene que hacer. Es claramente una tragedia, pero debemos mostrar nuestra fuerza en esta situación", señaló el técnico.

La doctora de los All Blacks, Deb Robinson, declaró que "el escáner confirmó nuestros temores, hay un desgarro en un tendón, lo que significa que está fuera de la competición".

Será el joven Colin Slade el encargado de sustituir al que está considerado como el mejor número diez del mundo, y sobre el que reposaba una parte de las esperanzas de Nueva Zelanda de ganar por fin el Mundial tras 24 años de espera y su único título en 1987.

"Colin Slade es la elección número uno. Tenemos mucha confianza en su capacidad para hacer el trabajo", declaró Henry.

El equipo técnico de los All Blacks llamará a un jugador suplementario, "conforme al reglamento del torneo": Aaron Cruden, apertura, que estuvo en los Hurricanes de Wellington y ahora juega en los Chiefs de Hamilton, quien ya ha estado con los All Blacks.

"Es un muy buen joven jugador que ya ha disputado algunos tests con nosotros", precisó el técnico.

Carter (1,78 m y 93 kg), de 29 años, había organizado con talento el ataque de su equipo frente a Francia (37-17), inscribiendo 12 puntos, incluido un drop. Tras descansar contra Japón, había marcado nueve puntos contra Tonga.

   
 
 

Compartí