jueves 10 de noviembre de 2011
 
 

Wilkinson criticó a sus compañeros por fiesteros

Se presentó el libro “Jonny”, la autobiografía del 10 ingles, allí  Wilkinson señala que no comprendía la necesidad de algunos jugadores de salir por la noche y beber en bares en el medio del torneo más importante de sus vidas.

 

En el libro, que lleva por título "Jonny" y del que el diario The Times publica las primeras páginas, Wilkinson revela que pidió al capitán Lewis Moody permiso para hablar al equipo tras la victoria poco convincente ante Georgia (41-10), en el segundo partido de la fase de grupos.

"Les dije que no comprendía que nuestro entrenador de defensas hubiera tenido que pedir al grupo que se centrara en su tarea", escribió. "En ocasiones hubo falta de hambre de victoria sobre el campo, falta de ganas de hacer las cosas bien", apuntó.

Wilkinson añadió que no comprendía la necesidad de algunos rugbiers de salir por la noche y beber en bares, en medio del torneo más importante, y consideró que sus compañeros habían pecado de falta de madurez si pensaban que sus fiestas no iban a ser del interés de los periodistas.

Durante el Mundial-2011, Inglaterra se vio salpicada por un escándalo por este asunto, especialmente cuando se publicaron fotos del centro tres cuartos Mike Tindall, de 32 años, en actitud comprometida con una rubia, en un bar tras la victoria inicial ante Los Pumas.

Tindall es desde hace unos meses el marido de Zara Phillips, una de las nietas de la reina Isabel II, lo que fue aprovechado por los tabloides británicos para especular con un posible infidelidad.

Wilkinson, de 32 años, dio la victoria a Inglaterra en la final del Mundial-2003, con un drop. Este año, el XV de la Rosa quedó eliminado en los cuartos de final por Francia (19-12).

   
 
 

Compartí