sábado 01 de octubre de 2011
 
 

Es la historia que los alcanza

Como en lo hicieron 1999 y 2007 los Pumas van por el pase a cuartos de final en una copa del Mundo. La rudeza de Georgia será el obstáculo.

 

Los Pumas trabajaron durante toda la semana asumiendo el partido de hoy como una final. Nada de subestimar a un rival que tiene todo por ganar y nada para perder. Georgia cuenta con jugadores que militan en los equipos más importantes de las ligas europeas. Vienen de superar a su clásico rival regional, Rumania, y ya llegaron al piso de sus expectativas. Sacar un buen resultado ante Argentina sería un premio bonus de incalculable valor para este seleccionado que en el mundial de 2007, en Lyon, fue un durísimo rival al que recién se doblegó en el segundo tiempo ganándole 33 a 3, después de un parcial de 6 a 3 en los primeros 40 minutos. Se trata del único antecedente que tiene este encuentro y seguramente veremos, por parte de los europeos un esquema similar. Plantearán un juego cerrado y de roce permanente. No se cansan de ir y chocar para ganar metros, lo hacen desde el rigor físico y gracias a su muy buena preparación.

Los Pumas están confiados, se los ve con ganas de continuar progresando pese a las dificultades que han representado las bajas definitivas de Tiesi primero y Fernández Lobbe después. Felipe Contepomi aseguró que el dolor en el intercostal ya no representa un problema, por eso estará presente. Roncero, aunque ausente esta tarde, parece que seguirá en carrera si el equipo salta a cuartos de final, algo que bien podría saberse antes de jugar el partido de este mediodía en Palmerston North. Al cierre de esta edición jugaban Inglaterra y Escocia. Un triunfo inglés sin bonus para los escoceses clasifica automáticamente a los argentinos para cruzarse, en Auckland, con los All Blacks en cuartos de final. Por encima de cualquier duda que deje el resultado del choque entre británicos, los Pumas deben jugar pensando en reamar su juego. Mantener la gran tarea defensiva que han tenido hasta ahora (recibieron solo dos tries) y mejorar las variantes ofensivas. El choque con Georgia (Argentina presenta 5 cambios en relación al partido con escocia) es una buena oportunidad para aquellos que no jugaron, o lo hicieron pocos minutos, como Ayerza, Senatore, Imhoff y Galarza. También lo será para quienes se van consolidando como figuras del recambio generacional, como Lucas González, Santiago Fernández, Juan Figallo, Marcelo Bosch (el que más ha madurado de los nuevos) y Julio Farías, sin contar con quienes están en las mismas condiciones y formarán parte de los relevos esperando su turno por ingresar.

Formaciones:

 

Los Pumas:

1- Marcos Ayerza, 2- Mario Ledesma, 3- Juan Figallo; 4- Mariano Galarza, 5- Patricio Albacete; 6- Julio Farías Cabello, 7- Juan Manuel Leguizamón, 8- Leonardo Senatore; 9- Nicolás Vergallo, 10- Santiago Fernández; 11- Juan Imhoff, 12- Felipe Contepomi (capitán), 13- Marcelo Bosch, 14- Horacio Agulla; 15- Lucas González Amorosino.

Suplentes: 16- Agustín Creevy, 17- Martín Scelzo, 18- Tomás Vallejos, 19- Genaro Fessia, 20- Alfredo Lalanne, 21- Agustín Gosio y 22- Martín Rodríguez.

Entrenador: Santiago Phelan.

Georgia:

1- Vasil Kakovin, 2- Akvsenti Giorgadze, 3- David Zirakashvili; 4- Levan Datunashvili, 5- Vakhtang Maisuradze; 6- Giorgi Chkhaidze, 7- Viktor Kolelishvili, 8- Mamuka Gorgodze; 9- Irakli Abuseridze (capitán), 10- Lasha Khmaladze; 11- Alexander Todua, 12- Tedo Zibzibadze, 13- David Kacharava, 14- Lekso Gugava; 15- Malkhaz Urjukashvili.

Suplentes: 16- Jaba Bregvadze, 17- Goderdzi Shvelidze, 18- Giorgi Nemsadze, 19- Ilia Zedginidze, 20- Bidzina Samkharadze, 21- Merab Kvirikashvili y 22- Lasha Malaguradze.

Entrenador: Richie Dixon.

Estadio: Arena Manawatu, Palmerston North, Nueva Zelanda

   
 
 

Compartí